… y el colegio pardeño pasó a llamarse Fernando de Rojas. El hecho de que esta denominación no variara casi de la original no fue casualidad. El claustro de profesores no quiso desprenderse del todo de ella y optó por un nombre semejante, y nada mejor que el del dramaturgo para identificar un centro educativo.

El tercer y último cambio, se produjo a finales de los 90. El colegio de Mingorrubio (llamado Virgen del Carmen) se fusionó con el de El Pardo y hubo que renunciar al nombre de ambos. Monte de El Pardo fue el elegido tras una deliberación del claustro de profesores.

¿A qué se debió la unión de los dos colegios?

En 1998 el colegio Virgen del Carmen de Mingorrubio tenía más de 170 alumnos, la misma cifra que el Fernando de Rojas de El Pardo. Los responsables de Educación pensaron que con tales números no eran necesarios dos centros escolares en un mismo barrio y optó por su fusión.

Durante un año, el edificio elegido para albergar el nuevo y único centro educativo pardeño fue el de Mingorrubio. (Así lo decidió una inspectora). Tal decisión supuso la pérdida de unos 200 alumnos, por lo que, finalizado el primer curso escolar, los padres y el equipo directivo votaron el traslado a las instalaciones pardeñas, ya que estaban más cerca de los domicilios de la mayoría de los alumnos. Así, el colegio volvió a ser albergado por las paredes de siempre y cubierto por el tejado de toda la vida, que ya tenía más de 60 años. Eso sí, bajo el nuevo nombre Monte de El Pardo.

FuenteElPardo.net